SINTRA V – PALACIO DE MONSERRATE

Nuestro viaje está llegando a su fin. Comenzamos con la primera visita de nuestro último día en Sintra, el palacio de Monserrate.

Una de las constantes que encontramos en nuestro viaje (más post sobre este viaje aquí, aquí, aquí y aquí) fue que llegamos a las entradas de los lugares que queríamos visitar y luego te perdías en un bosque precioso, de una naturaleza exuberante, verdor y agua por todas partes.

En este caso, y como no podía ser de otra manera nos encontramos la misma tónica. Es más había varias rutas para poder llegar al palacio, todas ellas llenas de naturaleza.

Y en medio de ese «jardín» te encuentras con el palacio de Monserrate.

La pena es que lo encontramos medio cubierto porque estaba en rehabilitación. Igualmente lo que vimos era maravilloso.



Lo de las maquetas me encantó, así puedes situarte mejor.

Este palacete, fue mandado construir como residencia de verano por Francis Cook, ciudadano inglés que hizo fortuna en portugal con el textil.

Me encanto. Es precioso tanto por dentro como por fuera, lleno de detalles. Los techos son dignos de admiración.

Fue declarado Patriminio de la Humanidad por la UNESCO en 1995.

Como decía estaba en rehabilitación de la fachada cuando lo visitamos pero eso no hizo que nos gustara menos. Quizás este palacio no sea el más famoso que Sintra pero si recomiendo ir a visitarlo y perderse en sus 33 hectáreas de jardines.

Que minitripita tenía por aquellos días. Nos hubiera gustado recorrer más los jardines pero tampoco podía hacer esfuerzos por aquel entonces.

Pero igualmente nos gusto mucho esta lugar. Espero que a vosotros os haya gustado el post de hoy y como siempre digo que tengáis una buenísima semana.

SINTRA PART III – COVENTO DOS CAPUCHOS

Como os dije en el post de la semana pasada (clic aquí) se me habían quedado atrás estos post sobre nuestro viaje a Sintra a finales de mayo del año pasado.

En ese viaje esta embarazada de 13 semanas… que recuerdos. Tiene una barriguita monísima, es más con cosas sueltecitas aún la podía ocultar.

VISITA AL CONVENTO DOS CAPUCHOS

Vas andando por un bosque encantado y de repente te encuentras con un antiguo monasterio de la orden de los franciscanos. Clic aquí para ver información de wikipedia.

Era todo muy bajito y estrecho, daba un poco de claustrofobia la verdad. Las habitaciones eran enanas, yo no quise entrar en ninguna. Incluso la cocina era pequeña y de techos bajos.

Parece ser que esta orden hacia voto de pobreza y eso queda claro, no hay mucho que ver.

Si tengo que valorarlo está fue la visita que menos me gusto, pero parece ser que lo quieren rehabilitar, creo que el enclave donde está situado es muy bonito y quizás puedan sacarlo provecho.

Mirar que coleta más chuli que me hice, y es facilísima de hacer… espero volver pronto con el canal de Youtube.

VISITA BOCA DO INFERNO EN CASCAIS

Como el convento tardamos poco en verlo pusimos rumbo a Cascais y paramos por el camino a comer.

Fuimos a visitar la Boca do Inferno. Cuenta la leyenda que, hace mucho tiempo, vivía en Cascais un hechicerzo terrible. Un buen día decidió casarse y escogió a la doncella más bella de su reinado. Cuando la conoció se quedó impresionado por su belleza.

Celoso, y por miedo a perderla, decidió encerrarla en una torre alta del castillo, escogiendo como guardián a su caballero más fiel. Este, curioso, decidió subir hasta la torre para ver qué tipo de prisionero tenía encerrado el hechicero. Cuando abrió la puerta, se quedó fascinado con semejante hermosura

Desde entonces, empezó a visitarla a diario y a raíz de eso surgió un gran amor. Un día, la pareja decidió huir, y salieron cabalgando por la costa junto al mar .

El hechicero, consciente de lo que estaba ocurriendo, creó una grandiosa tempestad e hizo que las rocas por las que pasaban se abriesen, como una enorme boca infernal, que se los tragó para siempre. A partir de entonces, la zona empezó a conocerse como la Boca do Inferno.

Espero que os haya gustado el post, la semana que viene os llevo a visitar el Palacio de Monserrate, una maravilla. Que tengáis una buenísima semana.