Palacio da pena Sintra

SINTRA PART IV – PALACIO DA PENA

Casi se me olvida publicar este post, que cabeza. Y es que antes de ir al Convento Dos Capuchos fuimos a visitar el Palacio Da Pena de Sintra.

Para ver el resto de post de nuestro viaje a Sintra podeis pinchar aquí y aquí

VISITA PALACIO DA PENA

Ese día madrugamos bastante para ser de los primeros en entrar al palacio. Nos avisaron de que iba muchísima gente y de aparcamiento no andan sobrados.

Llegamos pronto y aún así había ya mucha gente esperando para entrar.

Fue mandado construir por Fernando II de Portugal, que se enamoro de la zona en una de sus visitas. Anteriormente allí había un monasterio de la orden de San Jerónimo que quedó destruido por el terremoto de 1755 que devastó la capital portuguesa y toda la zona de Sintra.

El día no acompañaba, hacia mucho aire (y más a esas alturas) y estaba muy nublado. Pero igualmente es espectacular.

Hay 2 formas de llegar una larga y otra corta. La forma larga es ir caminando por los jardines. La forma corta es pagando un minibus que sube un cuesta brutal en cuestión de minutos. Nosotros subimos en el minibus ya que no quería excederme (recordar que tenía un hematoma en el útero y no podía hacer esfuerzos, lo cuento aquí)

En el minibus no se disfruta igual, pero fue impresionante dar la vuelta en un curva del camino y encontrarnos con esta maravillosa construcción digna de cuento de hadas.

Dicen que en los días soleados incluso se puede divisar el océano desde aquí arriba.

Esta completamente restaurado y tiene una mezcla increíble de estilos: neogótico, neoislamico, neorenacentista,… entre otros.

Tanto por dentro como por fuera lo tienen muy cuidado, incluso tienen una cafetería en una de las terrazas donde puedes hacer una pausa.

Era difícil hacer una foto sin que apareciera algún espontaneo, pero mi madre y mi padre nos ayudaron para conseguirlo.

Fue residencia de verano de la familia real por eso hay tan riqueza. La Unesco lo declaro Patrimonio de la Humanidad en 1995.

Espero que os haya gustado y si tenéis la oportunidad de viajar por la zona de Sintra no dejéis de hacer una visita a este palacio.

Que tengáis una bonita semana.

SINTRA PART III – COVENTO DOS CAPUCHOS

Como os dije en el post de la semana pasada (clic aquí) se me habían quedado atrás estos post sobre nuestro viaje a Sintra a finales de mayo del año pasado.

En ese viaje esta embarazada de 13 semanas… que recuerdos. Tiene una barriguita monísima, es más con cosas sueltecitas aún la podía ocultar.

VISITA AL CONVENTO DOS CAPUCHOS

Vas andando por un bosque encantado y de repente te encuentras con un antiguo monasterio de la orden de los franciscanos. Clic aquí para ver información de wikipedia.

Era todo muy bajito y estrecho, daba un poco de claustrofobia la verdad. Las habitaciones eran enanas, yo no quise entrar en ninguna. Incluso la cocina era pequeña y de techos bajos.

Parece ser que esta orden hacia voto de pobreza y eso queda claro, no hay mucho que ver.

Si tengo que valorarlo está fue la visita que menos me gusto, pero parece ser que lo quieren rehabilitar, creo que el enclave donde está situado es muy bonito y quizás puedan sacarlo provecho.

Mirar que coleta más chuli que me hice, y es facilísima de hacer… espero volver pronto con el canal de Youtube.

VISITA BOCA DO INFERNO EN CASCAIS

Como el convento tardamos poco en verlo pusimos rumbo a Cascais y paramos por el camino a comer.

Fuimos a visitar la Boca do Inferno. Cuenta la leyenda que, hace mucho tiempo, vivía en Cascais un hechicerzo terrible. Un buen día decidió casarse y escogió a la doncella más bella de su reinado. Cuando la conoció se quedó impresionado por su belleza.

Celoso, y por miedo a perderla, decidió encerrarla en una torre alta del castillo, escogiendo como guardián a su caballero más fiel. Este, curioso, decidió subir hasta la torre para ver qué tipo de prisionero tenía encerrado el hechicero. Cuando abrió la puerta, se quedó fascinado con semejante hermosura

Desde entonces, empezó a visitarla a diario y a raíz de eso surgió un gran amor. Un día, la pareja decidió huir, y salieron cabalgando por la costa junto al mar .

El hechicero, consciente de lo que estaba ocurriendo, creó una grandiosa tempestad e hizo que las rocas por las que pasaban se abriesen, como una enorme boca infernal, que se los tragó para siempre. A partir de entonces, la zona empezó a conocerse como la Boca do Inferno.

Espero que os haya gustado el post, la semana que viene os llevo a visitar el Palacio de Monserrate, una maravilla. Que tengáis una buenísima semana.